Este indicador, permite estimar la evolución de la economía provincial, es elaborado por Dirección General de Estadística y Censos de la provincia con la colaboración de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos y el Consejo Empresario de Entre Ríos.

El ISAEER registra una recuperación de la actividad en forma de V a partir de mayo de 2020, tras la flexibilización de las medidas de confinamiento para mitigar el contagio. A partir de enero de 2021 la economía recupera el nivel previo a la irrupción de COVID-19 y cierra el primer trimestre un 7,7% por encima del mismo periodo en el año anterior. Las señales interanuales positivas, sin embargo, deben tomarse con cautela, especialmente porque se compara con el mes de marzo 2020, uno de los más afectado por las medidas de aislamiento social.

De las ocho series que componen el ISAEER, las que traccionaron con mayor fuerza al alza fueron el patentamiento de vehículos cero kilómetros, la recaudación de ingresos brutos y el consumo de combustible. Los patentamientos están asociados la adquisición de bienes durables, una variable que aproxima la inversión privada. Las series de consumo de energía muestran un comportamiento dispar: mientras el consumo eléctrico presenta una pequeña variación positiva, el de gas se reduce.

Las variables vinculadas al empleo, la industria y la agroindustria registran una variación negativa. Mientras el empleo se contrajo levemente, la molienda y la faena de aves registran caídas superiores al 3%.

La evolución de la actividad económica agregada de la provincia tiende a presentar mejor desempeño que el agregado del país. A nivel nacional, en el primer trimestre de 2021, el producto interno bruto (PIB) nacional aumentó 2,5% en comparación con igual período del 2020 y creció 2,6% en términos desestacionalizados respecto del cuarto trimestre del año pasado. (APFDigital)