El gobernador Gustavo Bordet expresó que la ley sancionada conocida como “Alivio Fiscal” beneficia a 147.505 entrerrianos contribuyentes que la pasaron muy mal durante la pandemia y necesitaban este empuje para salir adelante.

Esta ley beneficia a monotributistas, pymes, bomberos voluntarios, clubes de barrio, entidades sin fines de lucro y bibliotecas. Es y una ayuda concreta para quienes más lo necesitan, y que tanto se esforzaron durante la pandemia.


La norma 27.639, promulgada mediante el decreto 480 y publicada en el Boletín Oficial, complementa el Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes. Su objetivo principal consiste en dar “mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica de los monotributistas”, publicó EntreRíos24.

La ley elimina el aumento retroactivo y la consiguiente deuda que se generó a partir de la actualización de escalas y categorías, al recategorizar a más de cuatro millones de monotributistas.


La ley contempla la condonación de deudas inferiores a 100.000 pesos contraídas hasta el 31 de agosto de 2021, ampliación de moratorias y beneficios para contribuyentes cumplidores. Un paso necesario para salir adelante y avanzar en la recuperación económica.

El plan de pago tendrá un máximo de 60 cuotas y una tasa de interés máxima de 1,5%. Para las categorías más bajas, ese interés será de 1,25%, según explicó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, el miércoles tras la reunión de gabinete económico.