El primer día de paro de esta semana “superó el 90 por ciento de acatamiento en toda la provincia y la movilización a Casa de Gobierno fue masiva, lo que es un fuerte mensaje al Ejecutivo para abrir una instancia de diálogo”, dijo a esta Agencia el secretario general de Ajer, quien recordó que la medida continuará este jueves.

Ene se sentido, apuntó que reclaman “ante incumplimiento del Poder Ejecutivo, que durante lo que duró la emergencia se comprometió con la Mesa del Poder Judicial que una vez terminada la emergencia se iban a equiparar los salarios con la Corte (restando las subas de la provincia), cosa que no ocurrió y a eso se sumó que el gobierno provincial emitió un aumento que deroga de facto la Ley de enganche”.

A ese escenario complejo, que implicó ya más de 12 paros, el gobierno exacerba los ánimos con declaraciones del gobernador Gustavo Bordet “que no cayeron bien quien quiere instalar la idea de que los trabajadores judiciales somos ‘privilegiados’ y no es así, ya que el Poder Judicial tiene en la provincia alrededor de 1.900 empleados (que tuvieron que rendir concursos para ingresar) y estamos acaparando más de 50 localidades donde hay organismos jurisdiccionales y no sobra ningún trabajador en ninguna oficina, es más, están faltando cargos pero no dejamos que se hagan si no existe el correspondiente presupuesto”.

Además, destacó que “de ninguna manera somos privilegiados; nosotros trabajamos durante toda la pandemia (solo se paró dos semanas), se instrumentó rápidamente el teletrabajo y los números que publicó el Poder Judicial demuestran que hubo más sentencias y resoluciones que años anteriores”