En el día de ayer el Poder Judicial de la provincia comunicó al Tribunal de Juicio encargado de juzgar al ex gobernador Urribarri, a los ex ministros Báez y Marsó y otros ex funcionarios, el protocolo sanitario que deberá garantizarse durante todo el desarrollo del mismo.

En las audiencias estarían 4 representantes del Ministerio Público Fiscal, 9 defensores, 15 imputados, los 3 magistrados, 1 secretario, 1 asistente de vocalía, 1 testigo de los 140 previstos durante el desarrollo del juicio oral.

El debate se llevará a cabo en el Salón de Actos del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y los responsables de definir el protocolo sanitario han sugerido que en el mismo se trabaje con un aforo del 70%, lo que hace posible la coexistencia de 33 personas como máximo distribuidas de la siguiente manera: cinco personas en la parte superior -balcón- y veintiocho personas en el salón.

El informe detalla las medidas a cumplir respecto del equipamiento tecnológico de comunicación y audio, mobiliario, distanciamiento, períodos de limpieza e higiene, y ventilación.

Debido a que el Decreto Nº 2142 emitido por el Gobierno de la Provincia que regula las restricciones producto de la pandemia tiene vigencia hasta el 31 de agosto del corriente año y posiblemente se modifique en esa fecha, se requiere a las autoridades judiciales a cargo del debate, se ajusten a las normativas sanitarias en la fecha de inicio del debate para evitar la mayor circulación de personas en esta etapa de transmisión comunitaria.

Definidos estos criterios de manejo es el Tribunal de Juicio integrado por los Doctores Elbio Garzón, José María Chémez y la Doctora Carolina Castagno el que deberá finalmente resolver la instrumentación del mismo.