El fiscal de la causa por el crimen y robo de Pascual Enrique Viollaz en Villa Elisa, Alejandro Perroud, lo había advertido y cuando se dispuso la domiciliaria la apeló, pero no hicieron lugar. Lamentablemente sus temores se hicieron realidad este miércoles por la noche cuando uno de los involucrados en el violento homicidio se dio a la fuga.

Herlein junto a Rosendo Larroza, Juan Carlos Castro, Andrea Elizabeth Amaro, Mario Ricardo González y Raúl José Grantón, fueron hasta la vivienda ubicada en bulevar Churruarín N° 440 de Villa Elisa, donde Viollaz, de 82 años, vivía solo. Allí perpetraron un brutal asalto, durante el cual golpearon a la víctima y la dejaron maniatada hasta que finalmente murió, siendo hallada por personal policial.

Tras el repudiable suceso, la investigación policial, llevada adelante por el Fiscal Perroud de Colón, derivó en la detención de estas seis personas, las que fueron representadas legalmente por el doctor José Peluffo en el caso de Herlein, Larroza, Castro, Amaro y González; en tanto que a Grantón lo representó el doctor Sebastián Arrechea.

El fiscal solicitó la prisión preventiva de los involucrados, pero la jueza de Garantías de Colón, Natalia Céspedes, resolvió que Grantón y Gonzalez recuperaran su libertad bajo caución real de 150 mil pesos como garantía de permanecer a derecho, en tanto que los otros acusados Herlein, Amaro, Castro y Larroza, podían continuar su detención de manera domiciliaria, con las pulseras o tobilleras electrónicas. Perroud apeló esta decisión, pero no se hizo a lugar y se confirmó lo dispuesto.

Este miércoles Herlein, cortó su pulsera electrónica y escapó, por lo que se dio aviso a la Policía y por estas horas este sujeto es intensamente buscado, informó 03442. (APFDigital)