El Frente de Todos lograba acortar la diferencia con Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires con respecto a los resultados de las PASO, al obtener el 38,52 por ciento de los votos, menos de 1,3 puntos porcentuales por debajo del 39,82 que alcanza la coalición opositora, con una proyección de 15 diputados para cada fuerza.

Escrutadas provisoriamente el 97,94 por ciento de las mesas en el mayor distrito electoral del país, que concentra el 37% del padrón nacional, la alianza Juntos, que postuló como candidato a Diego Santilli, alcanzaba 3.473.180 votos; en tanto el Frente de Todos, que llevó como candidata a Victoria Tolosa Paz, obtiene 3.359.220 votos.

Con estos porcentajes, tanto Juntos como el Frente de Todos se quedan cada uno con 15 de las 35 bancas a diputados nacionales en disputa.

De esta manera, el oficialismo lograba en territorio bonaerense su objetivo de achicar y remontar la diferencia de poco más de 4 puntos que se dio en las PASO de setiembre e instalarla en apenas 1,3 puntos de diferencia.

Telam SE

En las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, la alianza Juntos alcanzó un total de 3.262.253 sufragios (37,33%), mientras que el oficialismo cosechó 2.905.720 adhesiones (33,25%).

Como tercera fuerza en la provincia quedó en estas elecciones Avanza Libertad, cuyo candidato a diputado nacional José Luis Espert obtiene un 7,50 por ciento de los votos, al conseguir 654.850 sufragios, lo que le permite obtener 3 bancas.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que postula como candidato a Nicolás del Caño, consigue 6,82 por ciento de los votos, al obtener 595.118 sufragios, por lo que obtiene 2 bancas.

El espacio Frente Vamos con Vos, que postulaba al exministro Florencio Randazzo obtiene 381.436 votos; es decir un 4,37 por ciento, mientras que el Frente Más Valores, que promovió a Cynthia Hotton, alcanza 256.836; es decir un 2,94 por ciento, lo que no les permite a ninguna de estas fuerzas conseguir una banca.

La recuperación del oficialismo en el primer distrito electoral del país se da luego de que el Frente de Todos enfocara su campaña electoral en el territorio para escuchar la problemática de los vecinos cara a cara, para lo cual el propio presidente Alberto Fernández emprendió una campaña de cercanía con incursiones y visitas sorpresivas a distintos puntos del conurbano.

También influyó en forma decisiva la alianza con los intendentes del conurbano, reforzada a partir de la incorporación al gabinete provincial tras las PASO de los exjefes comunales de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.

Para ello, durante la campaña, los principales referentes del oficialismo pusieron el acento en la recuperación económica y productiva de la provincia de Buenos Aires, a tono con las medidas socioeconómicas implementadas desde el Gobierno nacional tras la derrota de las PASO, como el incremento de las asignaciones familiares y la Asignación Universal por Hijo (AUH), el congelamiento de precios por 90 días de alimentos y medicamentos y los subsidios a las tarifas, entre otras.

En tanto, el Frente de Todos recuperó la mayoría en el Senado provincial, donde Juntos contaba con 26 de las 46 bancas

Así lo destacó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien consideró que esos resultados fueron "por la gran elección del oficialismo" en las ocho secciones electorales en las que se divide para conformar la Legislatura provincial.

"Con este resultado, el FdT de la provincia recupera la mayoría en el Senado: 23 votos de un lado y 23 del otro, y la presidenta del Senado -que desempata- es la compañera Verónica Magario", dijo el mandatario desde el bunker del oficialismo ubicado en el Complejo C del barrio porteño de Chacarita, junto al presidente Alberto Fernández.

De acuerdo con los datos provisorios del escrutinio, el peronismo conseguía un empate en la Cámara de Senadores y mantener la primera minoría en Diputados.

Pese a perder en siete de las ocho secciones electorales el oficialismo acortó la distancia en la primera sección y mejoró en la séptima por lo que el Senado en el que actualmente tenía mayoría y quórum propio Juntos quedará empatado ahora en 23 bancas para cada uno.


De esa forma, de acuerdo al reglamento del Senado, será la vicegobernadora Verónica Magario la que deberá desempatar en caso de empate en el voto de un proyecto de ley.

Recuperar bancas en el senado era clave para el gobierno provincial debido a que hasta ahora tenía que negociar con la oposición cualquier proyecto de ley que intentara tratar en el recinto.

El Senado es central en la Legislatura ya que no sólo actúa como cámara de origen o revisora de proyectos se ley, sino que es el único que presta acuerdos para la designación de jueces y fiscales y directores del Banco Provincia, entre otros.

En tanto, en Diputados, el peronismo contará con 42 bancas; Juntos con 41; Cambio Federal con 2; el FIT con otros 2; Avanza Libertad con 3; y dos unibloques: 17 de Noviembre y Partido Fe.