"Lo que buscaremos es subir el monto del «mínimo no imponible» que hoy es de 2 millones de pesos. Si la Ley no se modifica, a partir de fin de año, todos los que tienen bienes personales superiores a este monto -un auto, por ejemplo- estarían obligados a pagar este impuesto", informó el Diputado Galimberti de Juntos por el Cambio, que junto a sus pares de bloque buscarán aprobar el proyecto que ya cuenta con media sanción del Senado y que llevaría el mínimo a seis millones.

"Leí que Alberto Fernández dijo que defendemos a los que más tienen. Yo le diría al Presidente que revise su concepto de «riqueza». Nosotros defendemos al trabajador que tiene un vehículo para desarrollar sus actividades y que si la Ley no se modifica debería empezar a tributar. Riqueza es Cristina Kirchner, José López o Lázaro Báez, por mencionar algunos ejemplos, y esa es la riqueza que ellos defienden", disparó.

El Impuesto a los Bienes Personales fue instaurado en 1991 con una vigencia de 9 años, pero desde hace más de 30 se prorroga. Luego de las elecciones Paso de septiembre de este año el oficialismo del Frente de Todos acusó recibo de lo que pasó en las urnas y, en este contexto, el senador Carlos Caserio (FDT-Córdoba) presentó un proyecto de ley para subir el mínimo. Fue aprobado en el Senado por unanimidad, elevando el «mínimo no imponible» a seis millones. El proyecto fue girado luego a Diputados pero desde entonces el oficialismo no ha tenido interés en su tratamiento.

"El kirchnerismo en Diputados no quiere tratar el proyecto para que se convierta en ley. El gobierno no quiere subir el mínimo, porque cuando más bajo es, más argentinos deberían pagar y más podrían recaudar. Quieren sostener la presión tributaria", expresó Galimberti, para luego explicar que desde la UCR y Juntos por el Cambio se pretende subir el «mínimo no imponible» para que menos argentinos paguen este impuesto.