Perotti, aseguró que Busti "era muy valorado por todos sus compañeros y fue alguien que puso lo mejor en cada momento". "En las buenas y en las malas, Jorge siempre fue una persona con quien charlar y consultar, por eso es muy importante estar hoy acá acompañando a su familia", agregó.

"A las personas como Jorge no se las lloras, a las personas como Jorge se las imita", finalizó el mandatario santafesino.

A su turno, el gobernador de Córdoba recordó la época de juventud en la que conoció a Busti, ambos militantes universitarios: "Compartimos no sólo amistad sino el sueño de una Argentina democrática, federal y con justicia social, por eso para nosotros es un amigo entrañable. Porque lo que uno vive en su juventud lo marca a fuego", dijo.

"Jorge era una persona que siempre gobernó con equilibrio, buscando consensos y cuidando la democracia, por eso era querido y respetado. Era por sobre todas las cosas una buena persona que es, en definitiva, lo que queda de la vida pública de cualquiera. Jorge era de buena madera", agregó.

"Lo vamos a querer siempre, lo vamos a extrañar siempre, y su continuidad va a seguir a través de todo lo que hizo por su Entre Ríos", finalizó.

El último en hablar fue el gobernador de Entre Ríos, quien visiblemente emocionado destacó de Busti, no sólo su extensa carrera como político sino "su calidad humana".

"En 2005 me ofreció ser ministro de su tercera gestión de gobierno, y confieso que asumí el cargo con mucho temor, pero él me dijo "yo te voy a acompañar". Y de él aprendí durante esos años absolutamente todo lo que sé de cómo se gestiona, de cuál es la clave de la conducta, a tener el equilibrio emocional para tomar decisiones y también en momentos crítico a tener la templanza para afrontar las crisis. Eso me permitió ser intendente y dos veces gobernador ", recordó.

"Para resumirlo, siempre sentí por Jorge Busti admiración, gratitud y respeto", finalizó Bordet. (APFDigital)