Mauricio Macri y Rogelio Frigerio se mostraron juntos en Victoria en la recta final de la campaña de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre. Si bien no es el mejor momento del expresidente, involucrado en la causa de espionaje a familiares de las víctimas del ARA San Juan, el peso político del máximo referente del PRO en el país fue suficiente para alinear a su tropa en Entre Ríos en la visita a Victoria en el comienzo de semana.

Está claro que no es la foto que buscaba Frigerio para el tramo final de su campaña, por lo menos no en este momento. Aunque, a pesar del esfuerzo por “esconder” al expresidente, también es claro que Mauricio es “el líder indiscutido” de Cambiemos y cuando llega, todos se rinden ante él.

Eso fue lo que ocurrió este martes en la ciudad de Victoria, -tierra gobernada por el polémico radical Domingo Maiocco- el lugar elegido por Macri para apoyar la candidatura de su exministro del Interior, Rogelio Frigerio.

En declaraciones a la prensa, el expresidente se mostró distendido en tierras entrerrianas y dijo que tiene “mucha esperanza y mucho entusiasmo porque empieza una Argentina distinta” a partir de las elecciones de noviembre.

Junto a Frigerio, Macri opinó que el oficialismo no podrá revertir el resultado de las PASO porque “se va a profundizar al vocación de cambio de los argentinos”.

En todo momento, Frigerio fue cauto al momento de hacer declaraciones sobre el apoyo de su jefe político y apenas se limitó a hablar de “una visita”, “una reunión” y que “vino a recibir el cariño de la gente”, en un intento de mantener una distancia que en los hechos no es real.

Fue el propio Mauricio quien dejó en claro que llegó a Entre Ríos para apoyar a Rogelio. “Frigerio será una gran oportunidad para los entrerrianos. Estoy haciendo campaña con él”, afirmó contundente Macri. Y agregó: “Estoy muy contento de acompañar a Rogelio, que está haciendo una gran campaña”.

El mensaje podría no sumar hacia adentro de la alianza Cambiemos, (eso le preocupa al entorno del exministro) sobre todo a partir del incipiente ánimo del radicalismo de levantar cabeza y discutirle el liderazgo al PRO de cara al 2023 y teniendo en cuenta que en la provincia el radicalismo antiamarillo se hizo sentir en las PASO.

Habrá que ver el impacto -negativo o positivo- que dejarán las fotos de Rogelio junto a su jefe y la viralización de una frase que ya circula en las redes sociales: Frigerio es Macri.

Fuente: NOTICIAUNO