Sobre su adherencia al radicalismo, el precandidato repasó: "Yo no pertenecí al Gobierno de Cambiemos, pero tenía el corazoncito radical, y el partido era parte del espacio. No me gustaba que no tuviera protagonismo. Hoy esa situación cambió. Veo un radicalismo de pie, con ganas de liderar la coalición, de convocar al PRO, al socialismo, al GEN, de reconstruir la democracia".

Al ser consultado por la frase que pronunció hace unos días en una entrevista concedida al diario La Nación ("Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña") y que apuntaba a su rival interno Diego Santilli, Manes respondió: "Fue sólo una expresión de deseo, nada más. En la política a veces se buscan cosas donde no hay, por eso se hizo lío".

Y en el mismo tono, añadió: "No dudo que se va a hacer bien todo. Yo quiero venir a hablar de una nueva agenda, no vine a atacar a nadie, yo me formé para curar, vengo a sanar la política".

Lo mismo opinó sobre las acusaciones de Elisa Carrió, quien ya avisó que denunciará a Manes en la Justicia por haber por haber dicho que la líder de la Coalición Cívica le ofreció ser candidato a vicepresidente en 2015, lo que ella refuta.

"Como ya he dicho al respecto de este tema, mi rival en este camino no es ninguna persona, sino la decadencia en la que Argentina está sumergida hace décadas. Mi pelea está en intentar unir a los argentinos detrás de un propósito común, de un sueño colectivo", fue su respuesta sobre el tema.​​

Consultado sobre el proyecto político de Larreta, y si veía al jefe de Gobierno de CABA como un "presidenciable", Manes contestó que no conoce "la visión de país que ofrece" el titular del Ejecutivo porteño pero luego agregó: "Si me tengo que basar en lo que hizo el PRO en el gobierno de Cambiemos, creo que dieron muchos planes sociales, pero sin salida laboral ​real".

Además, habló de la "sorpresa" que provocó en aliados suyos, como el GEN de Margarita Stolbizer, la incorporación a su lista de un exintendente ligado al peronismo, como Jesús Cariglino, exjefe comunal de Malvinas Argentinas.

"Nuestra lista representa la diversidad de la provincia de Buenos Aires. Es una coalición que integra el radicalismo, el peronismo y el GEN. Cariglino fue antes funcionario de Cambiemos. Yo no creé mi propio partido politico, entré a una coalición preexistente", indicó.

De ese modo se refirió a un tema que en la semana ganó espacio de la mano de otra frase, en este caso irónica, pronunciada por él mismo durante una entrevista con la señal de noticias La Nación+: "No podemos importar noruegos, la renovación pasa por que todos los de la lista se comprometan con la Argentina del conocimiento", había dicho