En la tarde del miércoles el presidente Alberto Fernández instruyó a su equipo a dar marcha atrás con una decisión que generó un malestar generalizado entre los monotributistas por el surgimiento de deudas en sus cuentas. Sergio Massa fue el elegido para presentar la norma que materializará esa corrección, algo que hizo ayer a última hora. Se trata de un proyecto de ley de "fortalecimiento y alivio fiscal para pequeños contribuyentes" que evidencia cierta falta de previsión oficial porque busca remediar cambios generados en el monotributo por una norma recién estrenada, que también fue impulsada y defendida por el Gobierno en el Congreso. 

De todos modos, fuentes oficiales aseguran que la iniciativa viene a "complementar" el flamante Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes impulsado por el Gobierno y a dar mayor alivio a un universo de 4 millones de monotributistas. 

Como primer punto, el proyecto presentado por el presidente de la Cámara Baja desactiva las deudas que se le habían generado a miles de contribuyentes al eliminar el aumento de las cuotas retroactivo a enero. La suba del 35,3% aplicará desde julio de 2021 y no se extenderá hacia atrás, lo que le había generado a muchos contribuyentes pasivos de entre $3.452 y $25.981.

En segundo lugar, el proyecto firmado por Massa propone un esquema excepcional de actualización de escalas sin aumentar el valor mensual de la categoría (la cuota mensual) del monotributo. En concreto, se fijan a partir del 1 de julio nuevos parámetros de facturación o ingresos brutos anuales, sobre el 35% de ajuste ya previsto en el régimen vigente. Por ejemplo, para la categoría más baja pasa de $282.424 (valor que ya tiene aplicado un 35% respecto de diciembre de 2020) a $370.000 y para la más alta, de $3.530.303 a $3.700.000.

Por otro lado, la nueva norma dispone que los contribuyentes inscriptos al 30 de junio de 2021 que hayan excedido el límite superior de facturación mantendrán de todos modos la condición de monotributistas. Para evitar "abusos", solo quedarán excluidos quienes registren ingresos que superen el monto equivalente 1,5 veces los ingresos brutos máximos de la categoría máxima o tengan bienes dentro y fuera del país superiores a los $6,5 millones. 

Asimismo, los monotributistas de las categorías más altas deberán pagar una cuota especial para poder mantenerse en el régimen, que se destinará al Fondo de Emergencia y Asistencia que administra la Superintendencia de Servicios de Salud para cubrir la diferencia de recaudación de los aportes de obra social.

El proyecto también contempla que los contribuyentes que tengan deudas de monotributo podrán refinanciarlas con nuevos planes de hasta 60 cuotas mensuales y un interés no mayor al 1,5% mensual. De acuerdo a lo que dispuso la AFIP en la reglamentación de la norma actualmente vigente, las deudas generadas por el aumento retroactivo podían ser saldadas al contado o en hasta 20 cuotas, pero con un interés de entre el 2,9% y el 3% mensual.