La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner será operada este jueves en el Sanatorio Otamendi en donde le realizarán una histerectomía. Se trata de una operación programada que se realizará desde las 6. En el caso de la vicepresidenta, no trascendieron los motivos médicos para la intervención.  La evolución posoperatoria depende de la envergadura de la cirugía, que está determinada por la enfermedad de base, el estado clínico de la paciente, la técnica utilizada en la cirugía y las eventuales complicaciones intra o posoperatorias.

En el caso de la vicepresidenta permanecerá internada entre tres y cinco días, según su evolución.

Un motivo de la operación puede ser por prevención, ya que según los antecedentes familiares, en enero de 2014 le detectaron un cáncer de endometrio a Ofelia Wilheim, madre de la expresidenta, quien debió ser intervenida en una cirugía similar en el mismo sanatorio.

El proceso quirúrgico se realiza mediante una incisión en el abdomen o vagina, que tiene múltiples formas según la situación y diagnóstico de la paciente. Además, se extraen ligamentos que unen los órganos con el resto del cuerpo y partes de tejido, de ser necesario.

Operan a Cristina Fernández en el Sanatorio Otamendi
De qué se trata la histerectomía
Se conoce como histerectomía a la cirugía mediante la cual se extirpa el útero de un cuerpo femenino. La operación puede ser total, incluyendo la extracción del cuello uterino, o radical, donde además se extirpan los ovarios y trompas de Falopio, esta última puede realizarse de manera unilateral (un ovario y una trompa) o bilateral.

Los diagnósticos posibles para determinar una intervención de estas características van desde fibromas en el aparato reproductor, endometriosis, prolapso uterino, cáncer en algún órgano del aparato, hemorragias o dolores crónicos.

A causa de esta intervención, los ciclos menstruales y la fertilidad se interrumpen de por vida. En una histerectomía radical, la mujer entrará en período de menopausia, en caso de tener todavía sus ciclos menstruales. Luego de la cicatrización, el tejido de la vagina forma un tubo cerrado.

La histerectomía se puede realizar de 3 maneras:
Vía abdominal. Se realiza a la paciente una incisión vertical, media, transversal o Pfannesteil en el abdomen para extraer el útero. La incisión de una histerectomía abdominal suele realizarse de manera transversal, que es prácticamente igual a la de una cesárea.
Vía vaginal. El útero se extirpa vía vaginal. En este caso, no se realizan incisiones externas, por lo que no quedan cicatrices visibles.
Vía endoscópica, mediante laparoscopia o mediante robot. Esta técnica es mínimamente invasiva y en ella se realizan pequeñas incisiones en la pared abdominal. El útero se extirpa por secciones a través del laparoscopio o por la vagina.