La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, inauguraron este lunes una obra en el Hospital de Niños "Sor María Ludovica", de la ciudad de La Plata, en el edificio ubicado en las calles 14 entre 65 y 66, cuya inversión en el Pabellón de Salud Mental del hospital pediátrico asciende a $148.605.766.


En su reaparición en un acto público, la expresidenta instó al arco político a unirse en favor la campaña de vacunación, destacó la labor de los jóvenes voluntarios en los centros de inoculación y reafirmó la necesidad de "repensar el sistema de salud".

"Se ha instalado que algunas cosas son porque hay una grieta, porque hay peronistas y antiperonistas, gente a favor de las vacunas y los antivacunas… y la verdad es que yo a este hospital venía cuando era chica, acá me vacunaron contra la poliomielitis, con la Sabin oral. En una época donde había que luchar por las libertades en serio, porque no se podía nombrar a Perón o a Evita. Y ahora discutimos por las vacunas, si hay que vacunarse o no. Eso no es grieta, es falta de racionalidad", remarcó en su discurso.

Para Fernández de Kirchner, "entre todos, los que hacemos política, tenemos que llegar a un acuerdo mínimo, porque hay cosas que no pueden ser objeto de discusión. No podemos discutir si la tierra es redonda o no, o si el Sol sale por Este o por el Oeste. No se puede seguir envenenado a la gente con que si las vacunas son buenas o malas, si aquella o esta es mejor. Dejemos la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política y contribuyamos a que no haya tantos contagios y que la gente quiera vacunarse", instó. Y agregó: "Con la llegada de las de AstraZeneca de hoy llegamos a las 20 millones de vacunas. Donde vemos países que han acaparado millones de vacunas, que llegan a tener 8 vacunas por habitante. ¿No sería mejor que todos los argentinos unidos les pidamos a esos países que compartan sus vacunes a los países que no las tienen?", se preguntó.

Además, destacó que hay "más de 21 mil personas que están involucrados en las campañas de vacunación. De esos, 16 mil son jóvenes, que muchos lo hacen ad honorem. Y lo hacen por los demás. Libertad no es para mí y que se joda el resto, eso no es libertad. Libertad en cuando se sacrifica su propia libertad para que los demás sean libres. Ayudemos a la verdadera libertad de esta sociedad, que es cuando todos estemos vacunamos y podamos hacer lo que queremos".

Asimismo, Fernández de Kirchner hizo un "llamado a los medios de comunicación por todas las dudas que plantearon a la gente con las vacunas, que les decían que la vacuna era una cosa mala… ni hablar de lo que dijeron de la Sputnik. Deberíamos dejar de lado esa discusión y hacerles caso a los médicos. Los médicos dicen lo que hay que hacer. No pongamos en duda la palabra de los médicos, las vacunas o la ciencia", pidió. 

En el cierre, la Vicepresidenta enfatizó que no quiere "ser pájaro de mal agüero y capaz que tengamos otra pandemia. Yo dije hace un tiempo que deberíamos repensar el sistema de Salud, integrados entre lo público y lo privado. Mi madre, se armó una… ¿Y ahora? ¿No está todo integrado? Tenemos que tener la valentía y la inteligencia de anticiparnos a lo que va a venir. Buscando soluciones y no problemas para entorpecer al otro. Con la vacuna vamos salir", concluyó.

La obra en el hospital de niños de La Plata
Según las autoridades bonaerenses, el Hospital de Niños "Sor María Ludovica" se trata de "uno de los trabajos más importantes dentro del Plan Sanitario que se lleva adelante desde el comienzo de la gestión para fortalecer el sistema de salud bonaerense" y atender la la emergencia a causa del contexto de pandemia de coronavirus.

"En agosto pasado, se habilitaron los tres pisos para internación, incluyendo el segundo piso que cuenta con camas de internación especial. Todos ellos adaptados a la posibilidad de contar con instalación de gases medicinales, aportando al sistema sanitario 38 camas con capacidad de atención de pacientes con Covid", se detalló.

Terminada la pandemia, la obra tiene como destino original y definitivo la asistencia a menores con problemas psiquiátricos, que por sus patologías y necesidades de asistencia, requieran internación médica.

El nuevo edificio cuenta con un subsuelo de 166 m2, la Planta Baja de 382 m2, un primer nivel de 457 m2 y un segundo y tercer nivel de 366 m2 cada uno. Se suma así una superficie cubierta total de 1.761 m2 de obra nueva provista de instalaciones de gases medicinales para internación.

En el subsuelo hay una sala de máquinas con área de tableros, cisterna, batería de termotanques; en la planta baja hay un área de salud mental, que incluye consultorios, habitaciones individuales de internación y un salón de usos múltiples.

En tanto en los niveles 1° y 3° hay habitaciones compartidas de internación; en el 2° piso se desarrolla un área de internación especial y en la azotea hay un espacio para la colocación de los equipos para la instalación de climatización, como así también los tanques de reserva.

En 2008, como presidenta, Fernández de Kirchner, recorrió las obras de ampliación y modernización del Hospital de Niños, para lo que se dispuso una inversión que ascendió a más de 20 millones de pesos. Luego, en octubre de 2015, la entonces senadora nacional donó 40.000 euros al hospital pediátrico, producto del juicio que le había ganado al diario italiano Corriere Della Sera por publicar información falsa, hecho al cual hizo mención en el discurso de este lunes.

Con información de agencias.