“Este será un punto de encuentro político, un espacio de reflexión y debate, un bloque cultural para dar la batalla de las ideas. La pandemia ha dejado claro que el capitalismo no es compatible con la supervivencia humana. Nace una esperanza federal, una fuerza soberana de nuevxs y viejos compañerxs que no nos resignamos al estado de las cosas ni a la violencia de la desigualdad”, dice el documento fundacional que llama a establecer “nuevas prioridades” ante “una confluencia de crisis de extraordinaria gravedad como la sanitaria, económica, desmoronamiento de las democracias y tragedia medioambiental”.

“La idea es agrupar a militantes y dirigentes para plantear una agenda y dejar sentado posicionamientos sobre los temas de la Argentina. El espacio no será una vidriera de nombres y apellidos que, habitualmente, terminan ocupando un lugar en la lista de candidatos”. Así se piensa Soberanxs, un agrupamiento de dirigentes, militantes e intelectuales dispuesto a poner de relieve posicionamientos e ideas en el seno del Frente de Todos.

El espacio nuclea a intelectuales como Mempo Giardinelli, Horacio Rovelli, Jorge Elbaum; Hernán Arbizu, el ex titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella; referentes de la cultura como Cristina Banegas, Cecilia Roth, Luisa Kuliok, Liliana Mazure, Martín García, Carlos Caramello y referentes sindicales como el “Tano” Catalano, “Beto” Pianelli y Néstor Segovia.   

Soberanxs entiende que no se puede esperar que las fichas se muevan arriba. Con apoyo explícito al gobierno, pero también con críticas muy concretas, el espacio se propone participar de los debates que impone la agenda.

La primera aparición pública fue el pasado 17 de noviembre (Día de la Soberanía Nacional). Allí se anunció al espacio como “una voz más” en el frente, el segundo acto fue la presentación de un documento donde se analizan las violaciones del FMI (Fondo Monetario Internacional) al otorgar el crédito por 55 mil millones de dólares al gobierno de Mauricio Macri. En el mismo proponen al Ejecutivo Nacional que antes de sellar cualquier tipo de acuerdo con el organismo multilateral de crédito solicite a la Asamblea General de las Naciones Unidas que le pida a la Corte Internacional de Justicia una Opinión Consultiva, en la que se expidan sobre la forma discrecional y arbitraria en la que se celebró el acuerdo y establezca las responsabilidades pertinentes y la posibilidad de una reparación por los daños ocasionados.