La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó esta semana que la variante Delta del coronavirus, mucho más contagiosa, será la dominante en el mundo en los próximos meses y los Gobiernos se dividen principalmente entre dos estrategias para frenarla: cierres y controles en la frontera, e incentivos y esfuerzos para acelerar la vacunación.

Al jueves pasado, la variante Delta ya había sido detectada en 124 países y territorios -13 más que la semana anterior- y representaba más de tres cuartas partes de las muestras secuenciadas en muchos países, explicó la OMS en su informe epidemiológico semanal, una tendencia que los países intentan contrarrestar por diferentes carriles.

En América Latina, por ejemplo, el Gobierno de Ecuador lanzó a mediados de julio junto a la Cervecería Nacional el Pasaporte de Vacunación, una iniciativa para incentivar la inoculación que, entre los beneficios, cuenta con el obsequio de una cerveza a quienes ya fueron inmunizados. Esta campaña también incluye descuentos en negocios de gastronomía, bebidas, entretenimiento, belleza, salud y viajes, consignó el sitio Primicias.

Algo parecido ocurrió en bares de distintas provincias de Argentina, como Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Mendoza y Corrientes, donde los dueños ofrecen pintas gratis, si el cliente presenta su carnet de vacunación. La campaña de vacunación ya superó al 50% de la población con una dosis, las fronteras siguen cerradas al turismo y cada localidad establece sus propias restricciones.

En la capital mexicana, el distrito con el peor brote en el país, la variante Delta ya representaba el sábado pasado entre el 60 y el 65% de los casos, según la Secretaria de Salud de la Ciudad de México.

Si bien el cuarto país más golpeado del mundo en números absolutos de fallecidos por la pandemia descartó exigir certificado de vacunación a los viajeros, las autoridades de los diferentes destinos turísticos -como Baja California Sur, Los Cabos San Lucas, Yucatán- impusieron restricciones que van del cierres de las playas y suspensión de eventos sociales a limitaciones de la capacidad de balnearios y reducción horaria en comercios.

En paralelo, la frontera con Estados Unidos, donde esta mutación representa el 83% de los casos, continuará cerrada para viajes no esenciales hasta el 21 de agosto y el Gobierno de Joe Biden decidió hacer lo mismo con la frontera norte, según la cadena de noticias CNN.

Además, desde las empresas incentivan el teletrabajo y en la ciudad de Nueva York los trabajadores de la salud deben vacunarse o someterse a pruebas todas las semanas.

La situación es igual de grave del otro lado del océano Atlántico: en Europa los casos aumentaron un 21% del 12 al 18 de julio con respecto a la semana anterior, destacó la jefa de la unidad técnica anticovid de la OMS, María Van Kerkhove, citada por la cadena CNBC.

En el viejo continente pisa cada vez más fuerte la política de "pasaporte sanitario" como medida para mitigar el crecimiento de infecciones y hospitalizaciones vinculadas a la variante Delta, e incentivar la inoculación entre las personas que aún no lo hicieron.

Francia

Apenas 48 horas después de que Francia anunciara que quienes quisieran entrar en un museo, cine, teatro y otros monumentos tendrían que presentar un certificado de vacunación completo o un test negativo de las 48 horas previas, más de 2 millones de personas se inscribieron para recibir la primera dosis.

Estas medidas se extenderán desde agosto a trenes de larga distancia, bares, restaurantes, centros comerciales y hospitales, precisó la agencia de noticias Europa Press.

Reino Unido

Esto impulsó a que el Gobierno de Reino Unido empleara una medida parecida para lugares concurridos como clubes nocturnos al Gobierno de Reino Unido, al ver cómo tras el levantamiento de restricciones, se pasaba de 4.030 nuevos casos el 28 de mayo a 48.161 el domingo último.

Italia

Italia, que según la Fundación Gimbe vio crecer entre el 14 y 20 de julio los contagios en un 115% respecto de la semana anterior, pedirá certificado obligatorio con una dosis desde el 5 de agosto en restaurantes, espectáculos, eventos y competiciones deportivas, piscinas y gimnasios, congresos, ferias, parques de atracciones y salas de juego, mientras que los boliches permanecerán cerrados.

Rusia

Un mes antes, la capital rusa, Moscú, había también aplicado un pase sanitario de vacunación o testeo previo para ingresar en restaurantes y bares, medida anunciada a la par del regreso al teletrabajo y la vacunación obligatoria para los trabajadores del sector servicios.

Al jueves, Rusia, un país de más de 144 millones de habitantes, alcanzaba al 15,65% de la población con la pauta completa de la vacunación.

La idea del pasaporte saltó incluso a otras regiones.

Medio Oriente

En Medio Oriente los contagios de Covid-19 ascendieron en un 15% y las muertes en un 4% entre el 12 y 18 de julio, mientras que en el sudeste de Asia fue de 16,5% y un 12%, y en el este del continente el incremento fue de casi 30% y 10%, respectivamente, según la OMS.

Por eso, Arabia Saudita aplicará el sistema de pase sanitario en agosto y solo podrán salir del territorio quienes cuenten con la pauta completa; en Israel, uno de los países que más rápido avanzó en su inmunización, también expidió un "pase verde" para que los vacunados ingresen a determinados lugares; mientras que en Irán se mantienen todas las actividades económicas no esenciales cerradas en las provincias de Teherán y Alborz.

En China, por su parte, se lanzó en marzo su pasaporte sanitario digital para reactivar viajes internacionales y tras un segundo brote de la variante Delta, el martes pasado en la provincia de Yunnan, se establecieron controles fronterizos estrictos, según el portal Asia News.