El decreto emitido por el Gobernador de la Provincia establece que “la actividad gastronómica podrá funcionar entre las 6 y la 1:30 horas del día siguiente y se permiten los eventos gastronómicos en salones de eventos o similares, con una ocupación máxima de hasta el 70% de capacidad en espacios cerrados.

“Estamos satisfechos, esperanzados y viendo la luz después de una noche muy larga. Si bien no es la panacea total, esto nos alienta a seguir creyendo que nuestra actividad puede ir recuperando todo lo que ha perdido durante la pandemia”, aseveró el dirigente sindical.

En este marco, destacó la posibilidad de que paulatinamente muchos trabajadores que habían sido despedidos puedan volver a trabajar.

“No solo agradecemos al gobierno, sino también a muchos empresarios que decidieron mantener a su personal -aunque sea pagando un sueldo mínimo- y evitaron echar a la gente”, señaló.

Al dar cuenta del impacto de la medida, dijo que “en Entre Ríos y en Paraná el 70%  de la actividad gastronómica se da en horario nocturno, por lo que era fundamental que se flexibilice el horario de cierre”.

Finalmente, resaltó que “el aforo haya pasado de un 50 a un 705. (APFDigital)