Con mucho esfuerzo oficialismo y oposición acordaron lo que el Parlamento convirtió en ley. Se aprobó la prórroga por única vez y las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) serán el 12 de septiembre, y las elecciones generales el 14 de noviembre.

Como en toda elección legislativa, la de 2021 también será un plebiscito de la gestión del gobierno nacional. Frente a un cuadro de malaria económica y de crisis sanitaria, los candidatos deberán enfrentar el enorme riesgo de mostrarse ocupados en otra cosa.

El Frente de Todos mostrará una coalición amplia, plural y diversa, que administra un aparato estatal rengo pero presente. No es lo único, pero tendrá para mostrar una gestión sanitaria que aun con equivocaciones priorizó el cuidado de la vida. Hay índices que insinúan un mejoramiento macro de la economía. La inversión, la industria, la construcción muestran números aún mejor a la etapa macrista prepandemia. Raúl Alejandro Apold, Subsecretario de Prensa de Perón durante su primer y segunda presidencia murió en 1980. El peronismo le debe un reconocimiento, pero más urge que piensen en alguien que haga su trabajo. Las buenas noticias en la Argentina siguen sin conocerse y el conglomerado de medios dominantes más que informar, desinforma. El gobierno a esta altura de su mandato continúa sin tomar medidas y mientras se cierra esta columna, los programas centrales de los canales de aire están copados por la oposición.  

En paralelo la campaña de vacunación adquiere una dinámica eficaz. Tanto que el conglomerado de medios dominantes desarrolló en estos días extensas editoriales acusando al gobierno de una utilización electoral de las vacunas.

Los contagios del Covid están por las nubes, las unidades de terapia intensiva entre colapsadas o casi. Las restricciones deberán continuar, pero vacunas y recuperación económica son dos ítems que tornan optimista la visión del oficialismo. Creen que la incipiente recuperación se sentirá con más fuerza a la hora de votar. Habrá que ver si logran poner en caja la inflación y en especial la que aumenta el precio de los alimentos.

En la oposición hasta el ala moderada de Juntos por el Cambio sale con los tapones de punta. Emilio Monzó jugará las primarias en provincia de Buenos Aires, donde la confrontación con Macri y los halcones está al rojo vivo. Patricia Bullrich confronta al Jefe de Gobierno diciendo que María Eugenia Vidal no mide y no suma nada en Capital y la empuja a jugar en provincia. Larreta quiere a la ex gobernadora en la ciudad, un triunfo la volverá a poner al lado de los vecinos porteños y ser la candidata para competir contra Martín Lousteau, que estuvo a dos puntos de ganar el balotaje y romper la hegemonía amarilla. Salvo una catástrofe del gobierno nacional, el autor de la resolución 125 irá nuevamente por la ciudad, allí está puesto el objetivo central de los Nosiglia boys para 2023.

La oposición cuenta con la inmensa mayoría de los medios, el denominado partido judicial, gran parte del poder económico, y un gobierno con demasiadas complicaciones propias que le impiden ocuparse de dividirlo. Para eso está el Ángel Exterminador (Jorge Asís dixit) que volvió a aparecer en una publinota donde, entre otras anécdotas de color, contó que a las 19 horas su única preocupación eran las series de Netflix, y dejó claro que está listo para protagonizar nuevamente. En Boca lo sufrieron Maradona, Bianchi y Riquelme. En la política y los negocios muchos más. Pero en política nadie muere.

Vacunar es la tarea

Desde el jueves 27 de mayo hasta el viernes 4 de junio inclusive, en todo el país, se realizaron 1.823.824 aplicaciones de las distintas vacunas con las que cuenta la Argentina para enfrentar la pandemia. El rápido avance de la campaña de vacunación se da en medio de la segunda ola, mientras se superó la escalofriante cifra de 80.000 muertos por Covid-19.

En el medio, Patricia Bullrich denuncio coimas. Floja de papeles retrocedió rápido y pareció arrinconada, hasta que un comunicador del canal de noticias que maneja el gobierno le regaló en bandeja un contragolpe que tuvo más prensa que el anuncio del inicio de la producción de la Sputnik V en Argentina, con videoconferencia de Alberto y Vladimir Putin juntos.

Arrancó la temporada política

Los casi 2 millones de vacunados en 7 días equivalen al 4 % de la población. Con este ritmo de vacunación los gobiernos deberían realizar el último esfuerzo en disponer medidas que garanticen el cuidado.

Jorge Rachid, médico sanitarista, férreo defensor de las medidas de cuidado y agudo analista de las políticas internacionales atravesadas por los intereses económicos y comerciales de los grandes laboratorios, fue el primero en sostener que el gobierno debía realizar una campaña épica de vacunación. La provincia que asesora, Buenos Aires, hace punta. A contrapelo de lo que muchos presagiaban, el conurbano no estalló y son miles los porteños que cruzan la General Paz para recibir la vacuna. Es que en Provincia hoy se vacuna hasta en turno noche y no hay sábados, domingos ni feriados.

Son muchos los gobernantes que quisieron gambetear el costo de imponer restricciones. La realidad finalmente obliga. Para los que ya no están o perdieron familiares es tarde. Escuchar, y hacer caso a las recomendaciones de los epidemiólogos es mejor y más barato.

El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, tuvo que volver a fase 1 por 15 días y correrá con la responsabilidad de haber facilitado el colapso de la más potente estructura sanitaria de la Argentina. El propio Rodríguez Larreta tuvo que volver atrás y ni el gigantesco blindaje borra el ridículo de la postura y del fallo de la Corte Suprema. Quien siguió las recomendaciones de Nación fue Omar Perotti y sus números, aún complicados, vienen mejorando.

Arrancó la temporada política

Hacemos Entre Ríos

En nuestra provincia la ministra de Salud, Sonia Velázquez, logró extender las actuales restricciones hasta el 11 de junio. La segunda ola no perdona y hasta intendentes de distintos partidos han solicitado la suspensión de clases presenciales en diferentes departamentos. En pocos días muchos pasaron de hacer campaña de presencialidad por redes y en plazas públicas a tomar conciencia de que la pandemia arrasa contra todo cálculo electoral y deja en offside a dirigentes oficialistas y opositores.

Sin dudas que el sistema de salud hace meses siente una tensión nunca experimentada. El cansancio del personal hace estragos y el esfuerzo y compromiso de médicos y enfermeros debería tener al menos la recompensa de un mayor respeto a las normas de conducta recomendadas. Con la inminente llegada de más vacunas se torna necesario acelerar el ritmo de vacunación incorporando los fines de semana. Los intendentes podrían ofrecer centros de salud y dispensarios municipales y acompañar de un refuerzo presupuestario para el personal de salud. Adelantar vacaciones es otra posible medida, así se llegaría al invierno con docentes y todo el personal esencial vacunado.

Los oficialismos tienen en sus decisiones no sólo bajar el número de las próximas muertes sino también su destino político electoral. Vacunas y reactivación es el norte. Si la inflación tiende a la baja, las tarifas de los servicios aumentan módicamente y se cumple la promesa de que no habrá más aumento de las naftas, el panorama comenzará a cambiar. El gobierno provincial debe decidir si prorroga por decreto la emergencia o plantea un esquema que libere recursos al consumo desde el bolsillo de sus trabajadores. El escenario electoral brinda a los gobernantes una oportunidad de hacer gestos a la ciudadanía. Reducir el costo político siempre está a la mano de las autoridades, más aún cuando la sociedad está haciendo un esfuerzo inusitado.

La provincia esta semana destinó 100 millones de pesos para los sectores gastronómicos y turismo. Los beneficiarios mostraron su satisfacción, y seguramente ese será el camino a seguir en la provincia. En la semana se conoció el paquete que destinará Santiago del Estero: serán 3.150 millones e incluirá al sector productivo y comercial. Incluye un bono para los agentes públicos de 15 mil pesos, y al sector salud un plus de 6.500 producto del furcio y el “relajamiento” en una conferencia del presidente.

Hoy la mayoría de las encuestas marcan que el Frente de Todos perderá Córdoba, Mendoza, Caba y Entre Ríos. Santa Fe tiene chances y por ello el gobernador Perotti acaba de lanzar Hacemos Santa Fe. Un espacio (una remake de Hacemos Córdoba) por el cual dará los primeros pasos el perottismo. En la vecina provincia se renuevan concejalías, y varias intendencias, además se disputará la senaduría nacional donde el oficialismo intentará la reelección de Roberto Mirabella. La temprana y sorpresiva muerte de Miguel Lifschitz le agregó complejidad al panorama político santafesino. El socialismo se quedó sin liderazgo y algunos analistas creen ver un respirador artificial del gobierno para reconstruir el liderazgo de Antonio Bonfatti, único político santafesino con el grado de conocimiento necesario para disputar la banca a senador o a diputado y reemplazar a Lifschitz en su rol en el frente progresista y haga de dique de contención de la polarización nacional.

La vecina provincia termina una semana zafando del estallido de su sistema sanitario y con la mayoría de su pueblo festejando en tan extrañas circunstancias el merecidísimo primer campeonato del Sabalero. El perfume a laurel de la gloria deportiva llega allá abajo, al rancho cien veces inundado, pero que en su techo de paja mantenía la caña con la bandera roja y negra. El hambre de gloria y tantos años de sufrimiento alargarán el tiempo de felicidad y darán un poco más de oxígeno a la política.

Un sondeo que realizó la Casa Rosada dejó estupefactos a algunas personas, por los extraordinarios niveles de desconocimiento de quienes se aprontan a convertirse en candidatos.

En nuestra provincia quizás solamente sea la figura del ex gobernador Mario Moine la que podría acaparar la atención del electorado fuera de la grieta y lograr romper la polarización y alcanzar una banca en el Congreso nacional. Con aproximadamente 100 mil votos se obtendría una diputación nacional. Será una misión difícil, los especialistas marcan que la próxima elección será entre dos polos y no habrá lugar para los que promueven una avenida del medio. Por ello se entienden las estrategias de los halcones de la oposición nacional, que en nuestra provincia tendrá a Luis Miguel Etchevehere como representación. El dirigente agrario viene de triunfar tanto a nivel nacional como provincial la conducción de la Sociedad Rural y de encontrarse con el reaparecido Mauricio Macri que ya adelantó que habrá segundo tiempo.

Arrancó la temporada política

La noticia de que Sergio Kneeteman, ex legislador, mano derecha y ex jefe de las campañas que tuvo como candidato a Atilio Benedetti, pasó a integrar las filas de Rogelio Frigerio, confirma el pacto. Algunos sostienen que el porteño quiere volver a su tierra y transformarse en uno de los brazos políticos de Horacio Rodríguez Larreta, y aunque no lo diga ya desistió de su aspiración para llegar al sillón de Urquiza. Esa decisión es el hecho que selló el acuerdo con la línea que domina hace más de una década el espacio radical. Este dato será negado por los peronistas disidentes que ven en Frigerio la única opción de ser parte importante de un gobierno no peronista.

Arrancó la temporada política

Se cumplió una semana del fallecimiento de Sergio Varisco. El concejal justicialista Sergio Elizar fue el único que se encargó de recordar al ex intendente en la sesión del Concejo Deliberante. “En tiempos de la pos verdad, de la anti política y de estos nuevos emergentes libertarios y tanto duranbarbismo explícito sin tradiciones partidarias, creo que Sergio Varisco reivindicó un modelo de política tradicional que nosotros reivindicamos, que es la militancia y la construcción junto a su pueblo. Puso en valor la política como una herramienta de disputa por modelos de provincia y ciudad. Creo que también supo hilvanar la idea política, como mucho de nosotros, con la vida cotidiana. Su vida fue parte del proyecto político colectivo”, manifestó el edil.

La ausencia de Varisco en el radicalismo puede trasladarse a la ausencia real de vocación de poder. Y si hablamos de vocación, solo el nuevo espacio radical que aglutina a intendentes y legisladores, denominado Construir, aparece en el escenario dispuesto a ello. Esta semana cerró un acuerdo con Convergencia Radical, la línea que cuenta en sus filas al actual diputado nacional y ex intendente Jorge Lacoste. El acuerdo expresa “garantizar una boleta encabezada por la Unión Cívica Radical para las elecciones PASO” y “desarrollar una agenda en común y una propuesta de gobierno que seduzca a los entrerrianos y facilite la alternancia de gobierno”. Los intendentes de Chajarí y Crespo, Pedro Galimberti y Darío Schneider, demuestran gran vocación y continúan recorriendo y movilizando al radicalismo, que en estos tiempos no es poco.

En la coalición opositora también se dio a conocer un nuevo espacio llamado “Entrerrianos para la libertad”; la oferta tendría el aval de Miguel Angel Pichetto y promete competir en las primarias de Juntos por el Cambio con la candidatura de la victoriense Carina Ivascov.

Todo indica que el Partido Justicialista apelará una vez más a la “unidad en la diversidad” y evitará la competencia en las primarias. Por ahora no hay registro de ningún lanzamiento de un “Hacemos Entre Ríos” ni que el bordetismo vaya a nacer, pero en política todo es posible. No sobran dirigentes oficialistas que se ofrezcan para enfrentar la parada, están más cómodos en sus actuales ocupaciones. Quien quizás se muestre más interesada en lograr su reelección hoy es Carolina Gaillard. La novedad que Enrique Cresto pueda ponerse a la cabeza de la tarea de juntar todas las partes del Frente, en principio sorprendió al arco oficialista, pero a medida que pasan los días la figura del funcionario nacional va reuniendo los consensos necesarios. Se sabe que las condiciones que pondrá serán muchas, porque si juega será un pleno e irá a fondo. Encuestas telefónicas también sondearon la imagen de la vicegobernadora. Será otro as en la manga que podrá disponer Bordet a la hora del cierre de listas, por si decide darle una impronta bordetista a lista. También suenan el eterno candidato Eduardo Lauritto y la primera dama Mariel Ávila. Después, para disputar el tercer lugar, asoman los nombres de los funcionarios nacionales Tomás Ledesma (La Cámpora) y Daniel Koch (Frente renovador) que se muestran activos recorriendo la provincia.

Arrancó la temporada política

Los candidatos y la dirigencia se encuentran ante un gran desafío. Deberán demostrar que de toda crisis se sale con más y mejor política.