El delantero surgido de Independiente de Avellaneda deja tempranamente la actividad debido a que no prosperó el tratamiento médico que lleva adelante desde hace dos meses para superar la arritmia cardíaca que se le detectó en octubre pasado, durante un partido de Liga ante el Alavés.

"Agradezco a Independiente, donde me formé; al Atlético de Madrid, que apostó por mí y me trajo a Europa; al City, que me trató de maravillas; y al Barcelona, que me apoyó en un momento importante de mi carrera", enumeró el 'Kun'.


"Agradezco también a todos los hinchas de los clubes donde jugué y a la selección argentina, que es lo que más amo. Me voy con la cabeza alta y muy feliz. No sé qué me esperara en mi nueva vida pero tengo gente que me quiere y me desea lo mejor", añadió Agüero, a quien acompañó el presidente del Barcelona Joan Laporta y su ex técnico en el City, el catalán Josep Guardiola.