Lionel Messi conoció este jueves a sus nuevos compañeros en París Saint Germain durante su primer entrenamiento y se cruzó con el juvenil Ismael Gharbi, el mediocampista de 17 años que hace once días hizo su debut en el equipo y le dio la bienvenida.

Gharbi, surgido de las divisiones juveniles del club parisino, fue presentado por el DT argentino Mauricio Pochettino ante Messi: "Si tú necesitas algo, estoy aquí", expresó con cierta timidez.

El entrenador santafesino, con una expresión de orgullo, soltó: "¡Qué grande! ¡Es un crack, es un crack!", mientras Messi abrazó al juvenil.

"Legendario", publicó Gharbi poco después en su cuenta oficial de Instagram, en clara referencia al capitán del seleccionado argentino junto, con dos fotografías al lado del número "30" del PSG en el Centro de Entrenamiento de Ooredoo.

Gharbi debutó en PSG en la derrota por 1-0 ante Lille, en la final de la Supercopa de Francia del pasado 1 de agosto, cuando ingresó por Arnaud Kalimuendo a falta de nueve minutos.

El arribo de Messi al PSG generó una revolución futbolística y social a nivel mundial que alcanzó a propios y ajenos al deporte por las muestras de cariño y admiración.