Tras la reciente eliminación de River ante Atlético Mineiro por la Copa Libertadores, Argentina se queda sin equipos clasificados para las semifinales de este segmento y la Sudamericana, algo que no ocurre desde hace 15 años.

El fútbol argentino no atraviesa su mejor versión producto del raquítico mercado de pases y la falta de dinero para poder formar equipos competitivos. Si bien la mayoría compitió contra los poderosos de Brasil, sumado a algunos fallos polémicos del VAR, todos terminaron cayendo, como los casos de Boca, Racing y Defensa y Justicia.

En tanto, pasaron 15 años desde la última vez que no hubo ningún equipo argentino en instancias finales de las copas Libertadores y Sudamericana. En ese año, en el máximo torneo, que lo ganó Inter de Brasil, compitieron Sao Paulo, Libertad y Guadalajara de México. Por el otro segmento, conquistado por Pachuca de México, compitieron Colo Colo de Chile, Athlético Paranaense de Brasil y Toluca de México.

Además, es la primera vez que podrán participar más de dos equipos brasileños en instancias finales de Libertadores. Con el pasaje de Flamengo, Palmeiras y Mineiro, son tres equipos en la última etapa. Y si Fluminense logra vencer a Barcelona de Guayaquil, se dará un "mini Brasileirao" para pelar por la máxima conquista sudamericana.

El último caso de amplia participación argentina en instancias finales fue en 2020, donde estuvieron tres equipos nacionales en Sudamericana (el campeón Defensa y Justicia, el subcampeón Lanús y Vélez) y dos en Libertadores (River y Boca, eliminados en semifinales por Palmeiras y Santos de Brasil).