Parte del edificio de 12 plantas colapsó el 24 de junio y hasta el momento 24 personas han muerto y 121 siguen desaparecidas.

La estructura restante, que ya estaba evacuada, debía ser demolida para garantizar la seguridad de los equipos de búsqueda, dijeron las autoridades.

Justo a las 22:30 horas cayó el resto del edificio de forma controlada gracias a los pequeños explosivos que los especialistas colocaron a lo largo del día. Una gran nube de polvo se formó en la zona.Las autoridades no ordenaron la evacuación de los edificios cercanos pero sí pidieron a los residentes que permanezcan en sus casas con las ventanas cerradas y los sistemas de aire acondicionado apagado.

Mientras tanto, los escombros existentes se cubrieron con una lona para protegerlos de los restos de la demolición.

Búsqueda
La búsqueda de los desaparecidos, que se había suspendido el sábado para preparar la demolición, continuará una vez que el área sea declarada segura.

Hasta este domingo, no se habían encontrado sobrevivientes entre los escombros.

El domingo, horas antes de la demolición, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que existía el peligro de que los fuertes vientos de la tormenta Elsa pudieran arrastrar escombros y poner en peligro la vida de los equipos de búsqueda.

Dijo también que la explosión podría "potencialmente abrir un tercio de la pila [de escombros]" para que accedan los equipos de emergencia.