La situación sanitaria y epidemiológica con el Covid-19 en Francia es ahora "más que complicada", aseguró este miércoles el presidente francés, Emmanuel Macron, antes de un Consejo de protección del sistema de salud.

"Quería que nos reuniéramos en este Consejo de Salud, ya que por el impacto de la variante delta, la situación sanitaria ahora es más que complicada y requiere nuestra movilización", dijo Macron en una intervención en línea realizada desde su residencia de verano, Fort Brégançon, reportó la agencia de noticias AFP.

Según el jefe de Estado, la cifra de personas hospitalizadas con Covid-19 superó las 9.200, un índice que no se había registrado desde julio.

Macron destacó que la crisis sanitaria todavía se mantiene, pero advirtió que "el país tendrá que vivir muchos meses más con la epidemia del coronavirus".

Macron también puso de relieve la baja tasa de vacunación en varios territorios franceses de ultramar, en particular, en las caribeñas Guadalupe y Martinica.

La víspera, el ministro francés de Ultramar, Sébastien Lecornou, denunció que la situación con el virus en las Antillas francesas era muy grave.

En concreto, reveló que en Guadalupe la incidencia de la enfermedad subió anteanoche a más de 1.700 casos por cada 100.000 habitantes, y en Martinica a 1.165.

El lunes, la Prefectura de Martinica, donde anteriormente se había impuesto el régimen de confinamiento y un toque de queda, informó de una ampliación de las medidas de cuarentena en la isla desde las 19.00 horas del 10 de agosto.

Además, las autoridades locales instaron a los turistas a abandonar el territorio de la isla.

Anteriormente, el estado sanitario de emergencia fue impuesto en tres territorios de ultramar de Francia: Guadalupe, San Martín y San Bartolomé.