La ceremonia tuvo lugar en el sector dedicado de los Grandes Líderes de Israel en el Cementerio Nacional de Monte Herzl. Estuvieron presentes e hicieron uso de la palabra el presidente Isaac Herzog, el primer ministro Naftali Bennett y familiares de Shimon Peres.

El embajador argentino dialogó al término del acto con el presidente Herzog, su esposa Michal, el primer ministro Bennett -con quien ya había estado en julio- y el ministro de Defensa, Benny Gantz.

Urribarri les contó de la oportunidad que tuvo cuando era gobernador de Entre Ríos, en 2009, de conocer a Shimon Peres, que por entonces era presidente de Israel y visitó la Argentina. En un encuentro con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el actual embajador se refirió a la historia común entre Israel y la provincia de Entre Ríos y al legado cultural que persiste en distintas ciudades y pueblos.

También les transmitió el saludo del presidente Alberto Fernández, mientras que los más altos líderes israelíes tuvieron palabras de elogio hacia la Argentina, en especial el primer ministro Bennett, quien retribuyó los saludos al presidente argentino.