La misma es financiada a través de Vialidad Nacional y representa una inversión superior a los 222 millones de pesos.

La titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Alicia Benítez, y el intendente de Paraná, Adán Bahl, recorrieron los trabajos iniciales de la obra de ensanche y repavimentación de calle Crisólogo Larralde, entre avenida Zanni y Avenida de Las Américas. La obra fue gestionada por el gobernador Gustavo Bordet ante el ente vial nacional y cuenta con un plazo de ejecución de 10 meses.

Al respecto de la recorrida, la directora de la DPV, comentó que “desde el inicio de esta gestión estamos trabajando codo a codo con el intendente para ir definiendo las acciones necesarias en esta ciudad de Paraná, que se encontraba tan venida a menos. En el caso de esta arteria tan importante, hemos venido a recorrerla juntos para poder tomar definiciones en cuanto a algunas obras complementarias y distintos aspectos de injerencia municipal, como las cañerías de agua y otros servicios públicos. Es una obra financiada por Vialidad de la Nación y que si bien comenzó hace pocos días, era necesario coordinar y definir ciertas acciones para garantizar a los vecinos que la misma marcha a buen ritmo”.

Por su parte, el mandatario municipal remarcó: "Es una obra que soluciona una demanda histórica de los vecinos. Incluye grandes mejoras: repavimentación, nuevos desagües pluviales, nueva cañería de agua y cloaca, veredas, alumbrado led, reforestación; y va a tener un gran impacto en el desarrollo productivo, urbano y comercial de toda la zona".

En ese sentido, Bahl señaló que "junto a obras como Zanni, Ejército, Racedo y Rondeau, forma parte del plan estratégico de movilidad que tenemos para la ciudad. Trabajando junto a Nación y Provincia, y con el acompañamiento de los vecinos, queremos transformar a Paraná en la ciudad capital que todos nos merecemos".

En cuanto a las características de las mejoras, se proyecta una calzada con un ancho de 12 metros libres, con cordones cuneta a ambos lados, un sistema de desagües acorde a las necesidades hidrológicas, un circuito de veredas peatonales, una nueva iluminación y toda la señalización que aporta la seguridad necesaria.

Participaron de la recorrida, por la DPV, el ingeniero jefe, Germán Ruiz Diaz; el secretario coordinador Técnico, Miguel Feltes; el director de Construcciones, David Ibarra; y el inspector de dicha obra, Gastón Cancemi. Además estuvo presente el secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento y representantes de la empresa contratista.