La Defensoría del Pueblo de Paraná expresó en un comunicado “su preocupación ante la falta de servicio de transporte urbano en la ciudad e insta al Ejecutivo municipal que, como poder concedente de la prestación, arbitre los medios necesarios para solucionar el conflicto”.

Desde la oficina de tutela de los derechos ciudadanos se indicó que “la situación de crisis del sector, que se extiende en el tiempo, tiene un impacto directo sobre los usuarios del servicio, quienes se ven seriamente afectados a la hora de llegar a sus trabajos o a distintos destinos de la ciudad y de la zona metropolitana, y también sobre los trabajadores de las empresas de transportes que advierten sobre sus condiciones laborales. Es por ello que la Defensoría del Pueblo de la ciudad solicita se atienda en forma urgente la situación con el fin de preservar los derechos ciudadanos de las partes involucradas”, afirmó.