“Pensamos en el estudiante y lo que pueda dar a la administración, pero por sobre todo, en la experiencia laboral y en la gestión. La idea es que el convenio perdure y que sea una política de Estado real”, destacó el secretario de Gobierno, Santiago Halle, tras la firma del acuerdo que será refrendado por el intendente Adán Bahl.

“La facultad de Derecho de la UNL es una de las mejores del país y estamos orgullosos de firmar este convenio”, añadió Halle.

El acuerdo tiene vigencia por 2 años y renovación automática. Su finalidad es establecer lazos de mutua colaboración de carácter académico/pedagógico sobre temas y problemáticas referidos al desarrollo y ejecución del Plan de Estudios de la carrera de Abogacía. Se desarrollará desde este cuatrimestre, con estudiantes seleccionados por la casa de estudios.

La materia se llama Práctica Profesional Final y dura un cuatrimestre, dentro del cual tiene aspectos teóricos y prácticos. En el aspecto práctico, el estudiante debe acreditar 170 horas de práctica profesional final, por ejemplo, en un escenario como la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad. Existen otros escenarios también, como los estudios profesionales, las defensorías barriales, las empresas privadas, entre otros.

“Tiene por objetivo crear un escenario de práctica profesional final para los estudiantes de la carrera de abogacía. Estamos felices y orgullosos de brindarles esta posibilidad”, señaló el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales UNL, Javier Aga.

Acompañaron Lucas Garcilazo, subsecretario de Gestión Pública y Bienestar Ciudadano; y Javier Olivera, secretario de Extensión y Cultura de la FCJS.