“Quienes han pasado por acá (que son la mayor parte de los paranaenses porque es una esquina muy transitada) han visto el deterioro en este sector. La profundidad del badén y las roturas dificultan enormemente el tránsito, haciéndolo mucho más lento e inseguro. Para cruzar uno tiene que descender la velocidad al mínimo y esa maniobra consume más de la mitad del tiempo del semáforo, ralentizando toda la circulación”, explicó Bahl.

En ese sentido, informó que la esquina de Almafuerte y Zanni va a ser reconstruida por completo, incluyendo los badenes y la reconducción de los pluviales de manera eficiente para evitar que se acumule el agua. Además, se van a sumar dársenas de giro para mayor seguridad y una circulación más ordenada y ágil.

Durante la recorrida, acompañado por el secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento, Bahl recordó que el tránsito en la zona estará interrumpido mientras duren los trabajos, plazo que se estima entre 15 o 20 días para que la obra quede en buenas condiciones de estructura y durabilidad. Se pide a los paranaenses paciencia y colaboración, evitando circular por ese sector y tomando vías alternativas.
OBRA INTEGRAL
Los trabajos se extienden por Zanni desde Almafuerte hasta Ricardo Balbín, con un presupuesto que ronda los 800 millones de pesos. Las tareas fueron divididas en tramos para evitar mayores molestias a los vecinos. La empresa a cargo de los trabajos es Luis Lossi SA.

“Recordemos que esto va a ser una arteria de doble carril, con 100 dársenas de estacionamiento particular y de colectivos, también con semáforos sincronizados que van a permitir avanzar de manera ordenada y dinámica”, explicó Bahl y añadió que se trata de una obra “muy importante que tiene el financiamiento del Gobierno provincial, eso lo queremos destacar porque es un proyecto que está por fuera del alcance de lo que puede pagar el Municipio”.

El Intendente indicó que el objetivo es, durante febrero, ya estar haciendo la carpeta asfáltica desde la intersección de Almafuerte y Zanni, vinculándola con Blas Parera y al menos el primer tramo hasta Provincias Unidas. Luego se irá trabajando cada 500 o 1000 metros. “La obra originalmente tiene 18 meses de ejecución y la perspectiva que tenemos es que se puede estar terminando tres o cuatro meses antes de lo previsto”, destacó.

“Zanni una obra fundamental dentro del plan de movilidad para la ciudad, que incluye el mejoramiento de las grandes avenidas y principales calles (Rondeau y Racedo, que ya están casi listas, Avenida Ejército que pronto va a comenzar, Churruarín que la estamos bacheando). Buscamos que transitar por Paraná sea más fácil y sobre todo más seguro y ordenado para todos”, concluyó el Intendente.