Tras el derrumbe de un edificio en Miami, este viernes se confirmó que al menos cuatro personas murieron y 159 continúan desaparecidas, entre ellas 9 argentinos. La confirmación llegó de parte de la vice alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

"Desafortunadamente esta noche fue muy difícil porque tenemos cuatro personas que se murieron, pero tenemos noticias de 120 personas que son seguras y 159 que no podemos encontrar", detalló Levine Cava en una conferencia de prensa. La vicealcaldesa pidió "paciencia y esperanza" y explicó que darán más precisiones en la medida que puedan.

El jueves por la mañana se informó la desaparición de cuatro argentinos aunque con el correr de las horas se llegó a hablar de al menos diez argentinos. Uno de ellos fue localizado: "Fue incluido por error en la lista”, informaron fuentes diplomáticas. Aún hay nueve ciudadanos nacionales sobre los que se desconoce su paradero.

Los equipos de rescate del condado Miami-Dade trabajaron en turnos de cuatro horas durante toda la noche en la búsqueda de sobrevivientes del edificio colapsado, afirmaron las autoridades en una rueda de prensa.

"Esta operación comenzó desde muy temprano y no termina hasta que no encontremos sobrevivientes y a las personas que estamos buscando", dijo la portavoz de los bomberos Erika Benítez portavoz de los bomberos de Miami-Dade.

Estado de emergencia por el derrumbe

El derrumbe ocurrió en la madrugada del jueves en un edificio de doce pisos ubicado entre las calles 88 y Collins Avenue en Surfside, cerca de Miami Beach. Autoridades locales confirmaron que 35 personas fueron rescatadas hasta el momento y al menos diez personas resultaron heridas.

Mientras continúan las tareas de los equipos de rescate, el gobernador de Florida, Ron De Santis, declaró el estado de emergencia en Miami. 

"Una zona donde hay muchos argentinos"

El cónsul argentino en Miami, Leandro Fernández Suárez, informó en diálogo con A24 que se trata de "una zona donde hay muchos argentinos".

Cancillería confirmó inicialmente la desaparición de cuatro argentinos. Entonces se hizo referencia a un cirujano, su pareja y la pequeña hija de ambos. La cuarta persona  era un hombre mayor de edad. Luego se sumaron otras cinco personas a las posibles víctimas.

En el edificio también estaban los actores Nicolás Vázquez y Gimena Accardi. La pareja logró salir de Champlain Towers antes del derrumbe. 

Ambos confirmaron a través de sus cuentas de Instagram que se encuentran bien. “Estamos bien, muchas gracias por preocuparse”, agradeció Accardi, mientras que Vázquez afirmó que “gracias a Dios nosotros estamos bien”. “Gracias por la preocupación”, cerró el actor.

El procedimiento para confirmar la situación de los argentinos y argentinas que se encontraban en el lugar se inicia con un llamado de los interesados al Consulado argentino en Miami. Desde allí, se eleva la consulta a la Policía Local, que chequea cada nombre en las listas de personas desaparecidas y de ciudadanos que fueron derivados a los hospitales. Una vez cotejada esa instancia, se establece la calificación para cada caso particular.

El edificio de doce pisos se desplomó cerca de la 1 de la madrugada de este jueves y varios testigos afirmaron haber sentido un temblor. Una dotación de ochenta efectivos del Cuerpo de Bomberos de Miami Dade realizaba operaciones de búsqueda y rescate entre los escombros, en tanto la policía bloqueó las carreteras cercanas para evitar el paso de vehículos y peatones.

El complejo Champlain Towers

Este complejo de edificios está junto a la playa de Miami y a pocas cuadras de la zona denominada como "la pequeña Buenos Aires", donde residen numerosos argentinos que emigraron en 2001. 

En el edificio, que se inauguró en 1981, se estaban realizando reparaciones en la cubierta, algo que no tendría por qué haber provocado el desplome, según el alcalde de Surfside. El profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU) Joseph Philip Colaco dijo a Efe que aun es prematuro aventurar conclusiones a falta de datos sobre el edificio y en especial sobre los trabajos que se hacían en el tejado de la estructura.

Colaco recalca que pueden haber otros posibles escenarios, como que la sal marina de este edificio situado en primera línea de playa haya entrado a posibles grietas en sus balcones y corroído su estructura. Asimismo menciona las obras que se hacían en un edificio vecino y recordó que partes de la urbe de Miami se están hundiendo producto del aumento del nivel del mar.

Desde el exterior se ven los restos de lo que parecía ser una sala de estar y dos filas de habitaciones y también aparatos de aire acondicionado colgando de sus cables sobre un amasijo de hierros y toneladas de cemento que cayeron de este edificio. Las tareas de búsqueda están dirigidas por los bomberos del condado de Miami-Dade con ayuda de perros adiestrados y se vieron entorpecidas por la lluvia que cayó esta mañana en un día gris en el sur de Florida.

El gran temor es la posibilidad de que el edificio, cuyos apartamentos se vendían por precios desde 500 mil hasta más de 900 mil dólares, según web especializadas, se desplome totalmente mientras se realizan las tareas de búsqueda. Por ese motivo no solo se ha evacuado Champlain Towers, sino también los edificios contiguos.