A través del decreto 3888, firmado por el gobernador Gustavo Bordet, se otorgó asueto al personal de la administración pública provincial desde el 24 al 31 de diciembre de 2021.

Se dispuso además un receso administrativo en el ámbito de la administración pública central, durante el período comprendido entre los días 3 y 14 de enero de 2022 inclusive, que se computará a cuenta de la licencia anual ordinaria de los agentes.

También se resolvió “la suspensión de los plazos administrativos, excepto los referidos a los procedimientos de selección del co-contratante estatal bajo la ley de contabilidad y la de obras públicas, los concernientes a las operaciones de crédito público, a los procedimientos de los registros públicos y a los que expresamente las autoridades máximas de cada jurisdicción les habiliten día y hora mediante la emisión de los actos administrativos de su competencia, en los periodos antes consignados”.

Se estableció además que “los ministros secretarios de Estado y el secretario General de la Gobernación en la jurisdicción Gobernación, mediante el dictado de resoluciones establecerán las medidas necesarias a efectos de garantizar los servicios esenciales y el funcionamiento de sus dependencias en los períodos de asueto y receso, pudiendo disponer en su ámbito las modalidades bajo las cuales se prestarán servicios los agentes responsables, así como los lineamientos a seguir para la atención de situaciones extraordinarias y/o de urgencia que se susciten”.

Además se instó “a los titulares de los entes descentralizados de la Administración Pública Provincial a dictar normas análogas a la presente”.

En los considerando del decreto se señaló, entre otros conceptos, que las festividades de Navidad y Año Nuevo “constituyen tradicionalmente motivo de reuniones familiares, siendo intención de esta Administración facilitar el acercamiento de quienes, por diversas causas, se domicilian lejos de sus seres queridos”.