En este marco, el Plan de Infraestructura Escolar avanza en la ejecución de obras priorizadas en distintos puntos de la provincia: se produce el avance de obras de nuevos edificios, ampliaciones, refacciones y obras de emergencia que el gobierno provincial viene ejecutando en todos los departamentos.

De esta forma, el titular de la cartera educativa de Entre Ríos, Martín Müller dijo que “las políticas públicas que mejoren la calidad educativa son una prioridad del gobierno provincial y esto se demuestra en cada rincón del territorio provincial, con obras necesarias que garantizan mejor calidad de vida para todos los entrerrianos”.

Por su parte, la coordinadora de la Dirección de Planificación de Infraestructura y Equipamiento Escolar CGE, Ana Abreu, indicó que “desde la Dirección, planificamos y elaboramos las programaciones educativas para atender las necesidades de las escuelas en todo el territorio provincial” y agregó: “El edificio escolar es un recurso pedagógico educativo y la escuela debe contribuir a esto”. “Los espacios educativos tienen la capacidad de ser un medio para facilitar y fomentar prácticas pedagógicas, es decir, ser un instrumento para el aprendizaje”, explicó luego.

“Para ello, estamos trabajando en una gestión multidisciplinaria, en forma conjunta con el Ministerio de Planificación Infraestructura y Servicios y la Unidad Ejecutora Provincial (UEP). Gran parte de los requerimientos de obras que implican nuevos edificios y que se gestionan para obtener financiamiento nacional, se ejecutan en la UEP, como así también a través de la Subsecretaría de Arquitectura y Construcciones de la provincia con financiamiento provincial, explicó Abreu.

“Venimos avanzando en las ejecuciones de obras de forma sostenida”, comentó.

En el marco de la emergencia sanitaria

En 2020, se creó el Programa para el abastecimiento de agua apta para consumo y mejoras sanitarias en establecimientos educativos y la línea de acción, Obras menores en el marco de la pandemia covid-19, con el objeto de que las escuelas puedan garantizar la aplicación de las medidas de prevención recomendadas por el Ministerio de Salud.

En el marco de las obras de emergencias de prevención del covid-19 y en función de los acuerdos celebrados con el Ministerio de Educación de la Nación y el gobernador Gustavo Bordet, se gestionaron fondos para la concreción de obras que surgieron del relevamiento efectuado por los directores departamentales de escuelas y jefes zonales de arquitectura. Estas prioridades se establecieron ante la Dirección General de Infraestructura Nacional.

En cuanto al proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural (PROMER II), han sido intervenidas escuelas de los departamentos Concordia, Feliciano, Gualeguay, Gualeguaychú, La Paz, Paraná y Federación con una inversión total de 40.821.851,55 pesos. Las intervenciones realizadas beneficiaron a niños y niñas de 4 a 17 años que cursan la enseñanza preescolar, primaria y secundaria en contextos rurales.

Este programa, tiene el objeto de reducir las tasas de repitencia en aulas de zonas rurales y aumentar la inscripción y las tasas de terminación de los estudios en la educación secundaria.

Plan de Refacciones y Mejoras Edilicias

Este plan se ejecuta a través de la Secretaría de Planificación Infraestructura y Servicios de la provincia. En Entre Ríos, 89 obras han sido finalizadas con un monto de 69.252.612,11 pesos, hay 53 obras en ejecución con una inversión de 41.516.959,39 pesos, 27 en gestión que alcanza un total de 19.414.079,00 pesos y 131 obras a gestionar distribuidas en diferentes departamentos.

En relación a los proyectos de las Unidades Educativas (UENI), se llevaron adelante las tareas de finalización en aquellas que quedaron paralizadas con importantes niveles de avance. El financiamiento es nacional; y la provincia, a través de la Unidad Ejecutora Provincial, lleva adelante el proceso administrativo, la licitación de las obras y la inspección de las mismas para su terminación.

En referencia al servicio de integración educativa se construyeron rampas y sanitarios con el fin de lograr la accesibilidad para las personas con movilidad reducida, y disponer de las medidas necesarias para posibilitar una trayectoria educativa integral que permita el acceso a los saberes tecnológicos, artísticos y culturales.

En ese sentido, Abreu dijo “estamos trabajando con el objeto de indagar aquellos aspectos que impacten en la definición de los entornos físicos, y de ese modo establecer las pautas y criterios de diseño para su planificación e implementación”.

“Se ha señalado desde diferentes ámbitos la necesidad de acometer cambios en los espacios educativos para acompañar a las prácticas pedagógicas actuales y distintas experiencias de arquitectura escolar apuntan a caminos para su abordaje”, precisó la funcionaria.

Abreu además indicó que “la escuela no solo necesita renovarse en lo intangible, como institución, en su organización y en sus prácticas sino que esa transformación debe ser percibida y palpable, los espacios, por tanto, deben dar cuenta de que ‘algo distinto sucede’, y a su vez contribuir a ello”.

En otro párrafo resaltó “en un momento de importantes cambios para la educación, el edificio de la escuela se identifica como una herramienta eficaz para acompañar estas transformaciones. De esta manera, se pretende plantear líneas de trabajo para la adecuación de la infraestructura escolar a los retos actuales de la enseñanza”.

“La referencia urbana de la escuela, como instrumento de transformación y cualificación territorial, es otra variable para sostener, en tanto la presencia del Estado”, remarcó.

Por último, Abreu consideró “el pensar las escuelas en tanto espacios cívicos, que comparten y abren sus espacios a la comunidad, transformándose en polos urbanos de concentración de educación, cultura, salud y familia”.