Desde el Ministerio de Obras Públicas de Nación, a través de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica, se convocó a las provincias afectadas por el actual escenario de sequía, a una reunión virtual a fin de avanzar en el análisis y detalle de la situación de emergencia y coordinar la implementación de un programa nacional de asistencia.

El encuentro, encabezado por Carlos Rodríguez, secretario de Infraestructura y Política Hídrica, contó con la participaron, desde el gobierno de la provincia de Entre Ríos, de Eugenia Mayr, secretaria de Planeamiento, Infraestructura y Servicios de la provincia; Luis Trupiano, director General de Obras Sanitarias; y Cristian Gietz, director de Hidráulica; junto a representantes de otras jurisdicciones provinciales.

Al respecto, Mayr indicó: “Participamos de un encuentro virtual con la secretaría de Infraestructura y Política Hídrica, el Instituto Nacional del Agua y con todas las provincias afectadas por la bajantes de los ríos Paraná y Paraguay, en virtud de que se trabaja en un programa nacional, donde se destinarán 1.000 millones de pesos, atento a que la emergencia que se pronostica se profundizará hacia octubre, para paliar esas situaciones en los lugares que lo requieran”.

“De acuerdo a lo trabajado en el encuentro, como tarea posterior, se solicitó que se informe de manera urgente cuáles son las localidades afectadas por esa bajante actualmente, con la cota del río y demás detalles. La provincia de Entre Ríos ya cuenta con lo solicitado, en virtud que tanto OSER como Hidráulica hicieron sus informes respectivos”, precisó la funcionaria.

Por su parte, Cristian Gietz, director de Hidráulica, explicó que “en la reunión se dio un panorama de la situación de extrema sequía que está afectando a toda la cuenca del Plata y en particular a la cuenca del río Paraná, por los cambios que ha habido en los patrones lluviosos que desde hace dos años se están manifestando con los muy bajos niveles que hay a lo largo de todo el río”.

“De esa forma se pudo poner en conocimiento este panorama que, probablemente para octubre y/o noviembre se den los valores menores, ya que la sequía estaría registrando el mismo proceder que la del año 1944 que fue la más baja registrada en toda la historia”, continuó.

“En ese escenario el gobierno nacional ha dispuesto un fondo de 1.000 millones de pesos para afrontar gastos de emergencia, que son los correspondientes sobre todo a las tomas de agua de las localidades ribereñas que son las que están sufriendo estrictamente esta sequía. Cada provincia hizo su descripción y posteriormente hay que hacer una presentación formal para solicitar fondos para las emergencias que cada provincia tiene”, finalizó Gietz.